Inicio > Blanco o negro > Del “-ñero” al “-tón”

Del “-ñero” al “-tón”

Taitantos relata los miedos de una bloguera de 47 años, al adentrarse en la etapa “madura” de la vida

¿No es un poco absurdo que nos pasemos toda la vida peleándonos contra el tiempo? Tratando de acelerarlo, frenarlo, adelantarlo, atrasarlo… Nuestros hijos queriendo llegar cuanto antes a los 20 años y los descerebrados de sus padres queriendo volver a tenerlos.

(Sinopsis extraída del programa del Teatro Lara)

 

Nuria González en su papel de Susana Duarte, durante la representación.

Nuria González en su papel de Susana Duarte, durante la representación.

 

Cristina Da Silva 09/12/14

Taitantos es una comedia dramática en forma de monólogo, protagonizada por Nuria González, actriz teatral y televisiva, a la que hemos podido ver en series como Manos a la obra, Los Serrano o Física y Química.

Acostumbrados a identificarla con ese papel de profesora un tanto gruñona, nos sorprenderá su actuación en esta obra en la que, lejos de mostrarse tal y como la conocíamos, renace en su rol de madre de hijo adolescente (hija, en este caso), ya representado anteriormente, pero con un perfil completamente nuevo. De progenitora sesuda a madurita alocada que trata de volver a vivir sus “años mozos”.

Taintantos es una oda a ese pequeño Peter Pan que todos llevamos dentro. Es el miedo a envejecer y, sobre todo, la dificultad para aceptar que se es más viejo, porque eso significaría que el foco de atención sobre uno mismo pasó de largo para posarse en la cabeza de otro más joven. No se trata ya de madurar ni de hacerse mayor para gozar de ciertos privilegios, pues dicho estado se alcanzó hace algún tiempo. Por el contrario, la vida se convierte en una especie de montaña rusa, en la que la elevación hacia el punto álgido queda denostada en el vano recuerdo. A partir de entonces, comienza una caída sin freno y sin parangón, que acelera su paso a medida que aplasta sin escrúpulos cuanto fue de uno mismo (o cuanto pudo haber sido).

Durante la hora y media que dura la pieza, Susana Duarte, la protagonista, nos relata los acontecimientos que han trastocado su vida desde que cumplió 47 años. Sus monólogos para el blog personal que con tanto esmero desarrolla nos muestran a una mujer cuyo mundo se desploma, al separarse de su pareja, quien le había sido infiel. Aquel que constituía uno de los pilares básicos de su día a día desaparece, lo que genera en ella un sentimiento de profunda soledad. Intenta llenar el inmenso vacío recurriendo a su hija adolescente, quien no le presta ninguna atención, por considerarla su enemiga.

Es quizá una mirada bastante negativa sobre el transcurso de los años la que nos muestra Taitantos. Pero, a su vez, nos anima a plantar cara al fantasma de la vejez, sonrientes, complacidos con nosotros mismos y, por qué no, temerosos. Porque el miedo a la incertidumbre es innato al ser humano: ¿Qué vendrá después? ¿Cómo estaré cuando…? ¿Yo también tendré que jubilarme?

No se trata de huir de ese monstruo que los años representan, sino de aceptarlo tal y cómo es, de entablar una grata y duradera amistad con él, llegado el momento. Jamás podremos detener el tiempo ni huir de sus efectos. Si acaso, conseguiremos ralentizarlos mínimamente y aunque nos esforcemos al máximo por permanecer en la cima de la montaña rusa (esa que representa la vida), llegará el instante en que empecemos a descender estrepitosamente. Más vale aceptar lo innegable con humor que lamentarse media vida por no haber sabido afrontarlo. Así lo hace –finalmente– la protagonista.

Aun cayendo en ciertos tópicos predecibles, Taitantos se transforma en una reflexión existencial en toda regla, de la que no podía estar exenta la búsqueda de un sentido vital. Es este aspecto –recubierto, por supuesto, de comedia– el que mejor le permite conectar con un público que, sin duda, sale agradecido de la sala, a pesar del sabor agridulce que dejan algunos momentos. Una obra muy divertida y del todo recomendable.

 

Según Nuria González:

“Van a conocer a Susana Duarte, mujer fuerte, exitosa y popular blogger de moda, que hasta hace muy poco sentía que la vida estaba hecha a su medida. Asistirán a su naufragio personal detonado por una opinión, malintencionada y anónima. Ese es el punto de partida de esta comedia de Olga Iglesias, en la que el personaje vive los acontecimientos como una especie de maldición, sin reparar en su contribución a este estado de cosas”.

 

Taitantos es la nueva comedia de los productores de Closer, Elling y Días de vino y rosas. Dirigida por Coté Soler.

Productores: Zoa Producciones, Milonga Producciones, Coarte Producciones, La casa roja producciones y Teatro Lara.

Equipo artístico y técnico:

Susana Duarte: Nuria González

Voz en off: Isabel Romero de León

Dirección: Coté Soler. Ayte dirección: Isabel Romero de León

Autora: Olga Iglesias Durán

Desarrollo de guión: David Serrano

Diseño de escenografía y vestuario: Elisa Sanz; Ayte escenografía y vestuario: Mónica Borromello. Construcción escenografía: Molo Design/Mambo decorados

Diseño de iluminación: Juan Ripoll

Diseño gráfico y fotografía: Estudio Crudo

Dirección y montaje videoblogs: Peris Romano

Caracterización cartel y videoblogs: Carmela Cristóbal

Cámara y fotografía videoblogs: Antonio J. García

Asesor proyecciones: Daniel García Rodríguez

Sastrería: Gabriel Besa

Casting: Eva Leira/Yolanda García Serrano

Anuncios
Categorías:Blanco o negro
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: